Sana Doctrina Videos Cristianos
Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Resultados de Búsqueda: sana-doctrina


  • Yo no lo conocía.He aquí el Cordero de Dios

    El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.  Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua. (Juan 1:29-31)

    Leer mas »
  • La sombra bienhechora de Dios

    Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro. (Isaías 25:4)

    Leer mas »
  • 15 salmos inspiradores sobre la misericordia

    El libro de los Salmos contiene muchos versos maravillosos sobre la misericordia, el amor y la esperanza. La palabra "misericordia" se usa a menudo en los salmos cuando se habla del amor y cuidado de Dios por nosotros. Una definición de misericordia es que Dios retiene el castigo que merecemos. ¿Hay alguna descripción mejor del amor que eso?

     

    Leer mas »
  • 33 Versículos Bíblicos para los Jóvenes

    Independientemente de su edad, usted puede poner su vida en las manos de Dios y permitirle trabajar. Dios está haciendo, y hará, una gran obra en este mundo. Él elige usar personas de todas las edades para cumplir Sus propósitos. Qué maravilloso sería permitir que Él nos use para lograr grandes cosas para él.

  • El antídoto contra el aburrimiento.

    Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos (2 Corintios 5:14-15)

    Leer mas »
  • La Iglesia Atacada (Isaías 62:1-12)

     Hace una semana en un funeral muy publicado, de un cantante afroamericana, un hombre supuestamente un obispo, en frente de todas las cámaras, agarraba a una cantante joven, Ariana Grande, de manera incorrecta, y depuse tenia que ofrecer sus disculpas.

    Leer mas »
  • Jesús es la verdad (Juan 14:6).

    Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.  38 Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito. (Juan 18:37-38).

    Leer mas »
  • La Vida Humana - Poema cristiana

    ¡Qué pronto se hace el traslado
    del tiempo a la eternidad!
    Presto, de buen o mal grado,
    el hombre se ve sacado
    de esta inmensa vanidad.

    Tal vez creyó permanente
    su vida en vana ilusión;
    pero vino, de repente,
    el cambio que no consiente
    ni demora ni evasión.

    Leer mas »
  • EL QUE NO HAYAMOS PRODUCIDO NUESTRAS EMOCIONES POR NUESTROS PROPIOS ESFUERZOS NO COMPRUEBA QUE SEAN O NO ESPIRITUALES

    Muchos condenan toda emoción que no surja del funciona-miento natural de la mente. Les parece ridícula la idea de que verdaderamente podamos sentir el poderoso obrar del Espíritu Santo dentro de nosotros. El Espíritu, dicen, siempre obra de una forma silenciosa y escondida. Insisten en que únicamente obra mediante las verdades de la Biblia y a través de nuestros propios esfuerzos, como, por ejemplo, el de la oración. Por lo tanto, concluyen, no tenemos manera de distinguir entre la obra del Espíritu y el funcionar natural de nuestras mentes.

    Cierto es, que no tenemos derecho alguno a esperar que el Espíritu de Dios obre en nosotros, si hemos dejado de lado cosas tan importantes como el estudio de la Palabra y la oración. También es cierto que el Espíritu obra en muchas formas diferentes. A veces lo hace silenciosa y escondidamente.

    Leer mas »
  • EL QUE NUESTRAS EMOCIONES PRODUZCAN GRAN FERVOR Y DISPOSICIÓN DE HABLAR DEL CRISTIANISMO NO COMPRUEBA QUE SEAN O NO ESPIRITUALES.

    Mucha gente tiene sus prejuicios fuertes en contra de quienes hablan con facilidad y fervor de las cosas espirituales. Los condenan como hipócritas jactanciosos. Por otra parte, muchos ignorantemente asumen que quienes hablan así tiene que ser verdaderos hijos de Dios. "Dios," dicen, "le ha abierto su boca. Antes casi no hablaba pero ahora esta lleno y tiene libertad. Abre su corazón, cuenta sus experiencias, y alaba a Dios." En especial se ven convencidos de que esta es una señal de conversión, si la persona comenta de la religión con fervor y seriedad.

    No obstante, dicha forma de hablar no es necesariamente una señal de conversión. Los que piensan así, están confiando en sus propias ideas en vez de someterse a la guía de las Sagradas Escrituras. Estas en ninguna parte dicen que la conversación espiritual sea una señal segura de la conversión. Tal conversación puede ser tan solo una religión de la lengua, simbolizada en las Escrituras por las hojas de un árbol. Todo árbol debe tener hojas, pero las hojas no comprueban que sea un buen árbol.

    Leer mas »
  • EL QUE NUESTRAS EMOCIONES TENGAN UN GRAN IMPACTO SOBRE NUESTRO CUERPO NO COMPRUEBA QUE SEAN O NO ESPIRITUALES

    Todas nuestras emociones afectan nuestros cuerpos. Esto se debe a la unión intima entre cuerpo y alma, carne y espíritu. No es nada sorprendente entonces, que las emociones fuertes tengan, por consiguiente, un fuerte efecto en el cuerpo. Sin embargo, estas emociones pueden ser o naturales o espirituales en su origen. La presencia de efectos corporales no pueden comprobar ni que la experiencia sea sencillamente natural ni verdaderamente espiritual.

    Las emociones espirituales, cuando poderosas y fuertes, indudablemente son capaces de producir grandes efectos corporales. El salmista dice, "Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo" (Salmo 84:2). Aquí vemos una clara distinción entre corazón y carne, y la experiencia espiritual afecto a ambos. Otra vez dice, "Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela" (Salmo 63:1). De nuevo se ve la clara distinción entre alma y carne.

    Leer mas »
RSS