Sana Doctrina Videos Cristianos
Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Estudios Biblicos


  • ¿Qué es ser un cristiano?

    (Jesús dice:)De cierto de cierto te digo, que el que no naciera de nuevo, no puede ver el reino de Dios (Juan 3:3)

    Gran número creyó y se convirtió al Señor... y a los discípulos de (Cristo) se les llamo cristianos por primera vez en Antioquia. (Hechos 11:21-26)

     

    Algunos piensan que un cristiano es alguien que fue bautizado.Otros dirán que uno es cristiano cuando se esfuerza en obedecer los mandamientos de la Biblia.Otros incluso creen que ser cristiano significa ser miembro de una iglesia.Pero el método más seguro para encontrar la respuesta exacta es buscarla en la Biblia, que es la Palabra de Dios.

    Cuando estuvo en la tierra, Jesús dijo a Nicodemo,un jefe de los judíos: "Os es necesario nacer de nuevo"(Juan 3:7).

    Leer mas »
  • LA NATURALEZA DE DIOS

    1 Dios es Espíritu. Juan 4:24. Esto significa que Dios no tiene un cuerpo. Él es invisible, sin sustancia material, sin partes físicas, libre de todas las limitaciones temporales.

    Leer mas »
  • LA EXISTENCIA DE DIOS

    La Biblia no procura probar la existencia de Dios. El hecho de que hay un Dios es asumido a través de las Escrituras. Antes de que algo llegara a ser, Él era, “En el principio Dios”. El primer versículo de la Biblia comienza asumiendo Su pre-existencia. "En el principio creó Dios los cielos y la tierra." 

    Leer mas »
  • CÓMO ESTUDIAR LA BIBLIA.

     

     

    Leerla - Un profesor de un seminario bíblico dijo a sus alumnos: "Apunten 3 reglas para guiarles en el estudio de la Biblia." los alumnos se sorprendieron, al saber que las tres reglas que les daba era la misma, (1) Lea la Biblia, (2) Lea la Biblia, (3) ¡Lea la Biblia!

    Leer mas »
  • EL PODER DE LA BIBLIA – 1 Ped 1:23- 2:3.

    1 Pedro 1:23 - Es el medio de vida espiritual. Santiago 1:18; Salmos 19:7

    Las almas son nacidas de nuevo por medio de la fe en el mensaje del evangelio. La Palabra es la semilla espiritual usada por el Espíritu para producir el milagro del nuevo nacimiento.

    Leer mas »
  • ¿CÓMO ESTÁ DIVIDIDA LA BIBLIA?

    La Biblia es el registro del mundo desde el principio del tiempo (creación) hasta el fin futuro. Génesis nos habla de la creación del mundo, la entrada del pecado, el diluvio y el comienzo de la nación de Israel.

    Leer mas »
  • ¿CUÁL ES EL TEMA DE LA BIBLIA?

    Pese a que la Biblia está constituida por 66 libros, tiene un único y gran tema sobresaliente: CRISTO. El Antiguo Testamento contiene muchas predicciones o profecías, concernientes a Cristo. El Nuevo Testamento nos habla de su venida como Redentor. Cristo es anunciado en el Antiguo Testamento y revelado en el Nuevo Testamento. También nos habla de su muerte, sepultura, resurrección, ascenso y regreso al Cielo. Juan 5:39; Lucas 24:27 y 44, 1ª Pedro 1:10-11.

    Leer mas »
  • ¿QUIÉN ESCRIBIÓ LA BIBLIA?

     

     Tres Palabras Importantes, Para comprender como llegó la Biblia a nosotros son: Revelación, inspiración, e iluminación. Encontramos estos tres pensamientos en 1ª Corintios 2:9-16. Leer mas »
  • LOS FRUTOS DEL ARREPENTIMIENTO BIBLICO

    Los frutos que siempre son el resultado  

    En conclusión, consideremos los frutos que siempre son el resultado del arrepentimiento bíblico auténtico. Juan el Bautista advirtió a sus oyentes: “Haced, pues, frutos dignos16 de arrepentimiento” (Mat. 3:8). Y el apóstol Pablo le dijo al rey Agripa que su mensaje a los judíos y los gentiles era “que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento” (Hech. 26:20).

    Entonces, por estos dos pasajes aprendemos que el arrepentimiento bíblico auténtico se demuestra en la vida del creyente por sus frutos. Por lo tanto, consideremos algunos de estos frutos. Al hacerlo, oremos pidiendo que el Espíritu Santo abra nuestro entendimiento para poder comprender su Palabra preciosa y que abra y escudriñe nuestros corazones. Quiera el Señor mostrarnos si estos frutos son producidos en nuestra vida por el Espíritu del Dios viviente.

    Leer mas »
  • La Palabra de Dios no ofrece atajos

    Muchas gentes con las que me encuentro en la actualidad buscan “la vida más profunda”, cuando en realidad lo que necesitan tan desesperadamente es encontrar su camino a la cruz de Cristo con un corazón verdaderamente quebrantado por su pecado.

     

    Están tratando de circunvalar la convicción del Espíritu Santo; por lo tanto, ¡han 13 errado totalmente! Quiero decirte de lo profundo de mi corazón que te brindo con compasión: ¡no existen atajos para superar la vida! Cuando el Señor te confronta con tus pecados, tienes que arrepentirte. El Espíritu tiene que abrir tu corazón para que, por medio de la Palabra de Dios, puedas ver tu condición perdida, desdichada y pecaminosa. Sé que no te gusta oír esto porque amas el pecado. ¡Tu orgullo no te deja admitir que eres un pecador hipócrita, un pecador merecedor del infierno y el más grande de los pecadores! Pero recuerda, ¡o vienes por este camino o mueres!

    Leer mas »
  • La Palabra de Dios hiere y da vida

    La Palabra de Dios hiere y da vida. Da muerte al fariseísmo, al pecado y la incredulidad. Te trae a Dios clamando: “¡Ay de mí porque estoy deshecho! ¡Estoy perdido! ¡Dios, sé propicio a mí, pecador!” Escucha el clamor de David en el Salmo 51 cuando la Palabra de Dios penetró forzadamente en su corazón bajo la convicción de su pecado: 

     

    “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio. He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre. . . Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve . . . Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”

    Leer mas »
  • La Palabra de Dios es eficaz

    Hebreos 4 también nos dice que esta Palabra de Dios, en las manos del Espíritu Santo, no sólo es viva sino también eficaz. Es activa, operativa, vigorizante y efectiva. Trae convicción –convicción de pecado y de la impiedad de la incredulidad-- porque discierne entre el bien y el mal en el pensamiento aun más santo del mejor de los hombres y le muestra lo que es: ¡un pecador ante Dios!

     

    El Espíritu Santo usará la Palabra para darte la convicción de que eres espiritualmente ciego a causa del pecado. No puedes ver el peligro en que te encuentras ni puedes ver ninguna hermosura en Cristo. “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos” (2 Cor. 4:3, 4).

    Leer mas »
  • La Palabra de Dios es el instrumento del arrepentimiento

    En el arrepentimiento auténtico vemos un cambio radical en la manera de pensar y en el corazón que lleva a una transformación total de la vida; esto sucede en el alma por el poder del Santo Espíritu que convence de pecado. Pero, ¿qué instrumento usa? Mi amigo, usa la Palabra de Dios, de la cual él es autor, para convencer “de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8).

     

    Fíjate bien: aparte de la Palabra de Dios no puede haber salvación, ya que leemos en Romanos 10:17: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” Y 1 Pedro 1:23 dice: “siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.” 

    Leer mas »
  • ¿Es el perdón de Dios para ti?

    Pero alguien puede decir: “No dudo que el arrepentimiento y la remisión de los pecados deben ser predicados en el nombre de Cristo, y que tales cosas sean enseñanzas de Cristo. Mi problema es: ¿son para mí?” Pues bien, ésta es una cuestión que tienes que determinar bajo la dirección del Espíritu Santo.

     

    Pero déjame hacerte algunas preguntas: ¿Te arrepientes de tus pecados? ¿Sientes gran pesar por los pecados porque son la plaga de tu corazón y la maldición de tu vida? ¿Aborreces el pecado? ¿Te vuelves del pecado queriendo vivir como el Santo Dios quiere que vivas? 

    Leer mas »
RSS