Sana Doctrina Videos Cristianos
Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

LAS EMOCIONES Y LA DUREZA DE CORAZÓN

Otra prueba de que la religión verdadera se encuentra muy bien centrada en las emociones es que la Escrituras con frecuencia llaman al pecado "dureza de corazón". Considere estos textos:

"Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones,..." (Marcos 3:5). "Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón, como en Meriba, como en el día de Masah en el desierto, donde me tentaron vuestros padres, me probaron, y vieron mis obras. Cuarenta anos estuve disgustado con la nación, y dije: Pueblo es que divaga de corazón, y no han conocido mis caminos" (Salmos 95:7-10)


 "¿Por que, oh Jehová, nos has hecho errar de tus caminos, y endureciste nuestro corazón a tu temor?" (Isaías 63:17). "Y endureció su cerviz, y obstino su corazón para no volverse a Jehová el Dios de Israel" (2 Crónicas 36:13)

Junto con estos textos, consideren que las Escrituras dicen que la conversión es como el quitar el corazón de piedra y dar un corazón de carne. (Ezequiel 11:19, 36:26). Un corazón duro obviamente es uno que no es fácil de mover o de impresionar con emociones espirituales. Es como la piedra—frío, insensible, y sin sentimientos hacia Dios o la santidad. Es lo opuesto de un corazón de carne el cual si siente, y puede ser tocado y movido. Se desprende, pues, que la santidad de corazón consiste en gran parte de emociones espirituales.


Deja tu comentario

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

RSS