Sana Doctrina Videos Cristianos
Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

El perdón divino.

He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados (Isaías 38:17).


El perdón humano es algo difícil de obtener, e incluso más difícil de dar.<< Lo perdono, pero jamás te olvidaré...>>, esta es la expresión que oímos a menudo. En efecto, es muy difícil olvidar completamente una ofensa, una falta.

Solo Dios puede perdonar perfectamente las faltas, los pecados de unos seres culpables como nosotros. Varios términos empleados en la Biblia para el concepto de perdón expresan el hecho de sacar, echar fuera, estar lejos, borrar. Y con respecto a los que han creído en el valor del sacrificio expiratorio de Jesucristo, Dios declara: ``Nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones´´ (hebreos 10:17). ¿Cómo puede esto venir de un Dios santo, de quien está escrito: ``Muy limpio eres de ojos para ver el mal´´? (Habacuc 1: 13).

Dios puede perdonar al culpable porque el juicio que este merecía fue llevado por Jesucristo en la cruz. Ya no hay nada más que reclamar a los que creen y pueden decir: Cristo mismo llevo ``nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero (en la cruz)´´   (1 Pedro 2: 24). Por lo tanto, el perdón divino no toma a la ligera las faltas del creyente, pero puede cubrirlas y olvidarlas definitivamente porque otro ya sufrió ese castigo.

 Así Dios perdona por pura gracia al culpable que se envuelve a el con fe. Y si de tal manera fuimos perdonados, ¿no deberíamos nosotros también perdonar a nuestro prójimo? Por medio de la parábola de los dos deudores, Dios nos advierte al respecto: ``Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?´´ (Mateo 18: 23-35).

El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados. (Miqueas 7:19).


Deja tu comentario

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

RSS