Sana Doctrina Videos Cristianos
Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Pastor Miguel Núñez - Predicación bajo la unción del Espíritu II

Thanks! Share it with your friends!

URL

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Sorry, only registred users can create playlists.
URL


Agregado by Admin in Predicas
44 Vistas

Descripción

1.- Lo primero que vemos es que los presentes, que en su mayoría eran Judíos, les llamaron hermanos, lo que significa que en sus mentes y corazones el Espíritu Santo ya había trabajado. Muestran el dolor de su corazón producto de la convicción de pecado. La predicación de Pedro traspasó sus corazones.


2.- Vemos la convicción de pecados cuando Pedro les exhorta al arrepentimiento de sus pecados, principalmente el haber sido cómplices de la crucifixión de Cristo. Pedro muestra el poder del Espíritu, se muestra osado, con valentía al llamarlos culpables y exhortarlos al arrepentimiento. Les exhorta a realizar un cambio importante en sus vidas, cambiar sus mentes, dar un giro de 180 grados de la dirección en que iban.

3.- El sermón de Pedro muestra que solo hay una autoridad para el perdón de los pecados. Esta autoridad, que es Jesucristo, solo se reconoce si el Espíritu Santo hace su trabajo en el corazón del nuevo creyente. El Padre le dio autoridad desde la creación, autoridad para eliminar pecados.

4.- Vemos en el texto el cumplimiento de la promesa, que aquellos que se hallan arrepentidos reciben el don del Espíritu Santo. Esta promesa la hizo el Padre desde la creación, y Cristo lo repitió en el momento de la ascensión cuando dijo que se iba pero que enviaría el consolador, el Espíritu Santo, que a su vez es el agente de la santificación. El Espíritu de Dios es la promesa de Dios, para convicción de pecados, nos convence de nuestra necesidad de Cristo, nos hace mansos y humildes, nos guía a toda verdad.

5.- Pedro exhorta a los que seguían en incredulidad para que se arrepintieran de sus pecados y perversidad en que vivían. La sociedad de aquellos días era igual a la que vivimos hoy, nos hemos desviado de la verdad, no creemos en las verdades de la Palabra. Pedro los llama, y nos llama a nosotros, a ser salvos de esta generación perversa e incrédula, a ser salvos de la ira de Dios, arrepintiéndonos y corriendo a Dios.

6.- Fruto de este sermón y del trabajo del Espíritu Santo hubo una gran cosecha, fue el fruto de esta predicación osada de Pedro. Más de 3,000 personas se arrepintieron y aceptaron que a partir de ese momento Cristo era su Señor y Salvador. Este grupo aceptó el llamado de realizar cambios en sus vidas.

Deja tu comentario

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video
RSS