Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

EL QUE NUESTRAS EMOCIONES VENGAN ACOMPAÑADAS POR UN VERSÍCULO BÍBLICO NO COMPRUEBA QUE SEAN O NO ESPIRITUALES.

Emociones espirituales verdaderas pueden llegarnos acompañadas por un versículo de la Biblia. Tales emociones son espirituales si resultan de un entendimiento espiritual de la verdad que el versículo enseña. Sin embargo, el solo hecho de que una emoción surja de un versículo bíblico que llegue sorpresiva y poderosamente a la mente, no es prueba de que sea una emoción espiritual.


Hay quienes piensan que una experiencia de estas es una confirmación de que son salvos, y, en especial, si los versículos producen emociones de gozo o de esperanza. Dicen, "El versículo me lleg6 de repente. Fue como si Dios me estuviera hablando directamente a mí, puesto que cuando llego yo ni siquiera estaba pensando en ese versículo. Ni sabia que estaba en la Biblia." Posiblemente añadirán, "Un versículo tras otro saltaba a mi mente. Todos eran tan positivos y alentadores que llore de gozo. Por lo tanto, me era imposible dudar que Dios me amara".

De esta manera, la gente se convence a si misma que sus emociones y experiencias son de Dios, y que son verdaderamente salvos. Su seguridad, sin embargo, no tiene buenas bases. La Biblia no nos dice que verifiquemos de esta manera la autenticidad de nuestra fe. No nos dice que si versículos bíblicos repentinamente saltan a nuestras mentes somos salvos. La Biblia no dice que somos salvos si versículos alentadores y positivos nos llegan y nos hacen llorar. Y la Biblia sola es nuestra norma infalible de creencia y practica religiosa.

Muchos creen que si una experiencia involucra la Palabra de Dios, la Biblia, entonces tiene que ser de Dios. No necesaria-mente. Lo único que podemos argüir es que, si la Biblia nos dice que debemos tener cierta experiencia, entonces esa debe ser una experiencia correcta. No es correcta solo por haber tenido que ver con la Biblia.

 ¿Cómo sabemos que no es Satanás el que esta introduciendo estos versículos bíblicos en nuestras mentes? Satanás utilizo la Biblia cuanto intento tentar y engañar a Jesús mismo (Mateo 4:6). Si Dios permitió que Satanás tentara a Jesús a través de versículos bíblicos, ¿por que no podrá introducir versículos en nuestras mentes para engañarnos a nosotros? El diablo es feliz produciendo en los no creyentes esperanzas y gozos falsos.

El quiere persuadiros de que son cristianos antes que se hayan arrepentido en verdad. ¿Por que no ha de aprovechar versículos bíblicos mal usados para producir esta falsa seguridad? Después de todo, los maestros falsos pervierten de esta manera las Escrituras, engañando así a la gente. Los maestros falsos son siervos de Satanás. El puede hacer lo que hacen sus siervos.

Por: Jonathan Edwards

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular