Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

La gracia da, la Fe recibe- Reflexión Cristiana

Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,(Romanos 3:24)

 


Rehusar un don es, por cierto, privarse de él, pero también es ofender al dador. Además cuanto más precioso es el don, tanto más grande es la perdida para quien lo rechaza, más grande el ultraje para que el que lo ofreció.

Pues bien, Dios da a su hijo amado y con él la salvación eterna. ¿Usted no quiere saber nada de ellos? Entonces, considere a la vez lo que pierde y cuánto menosprecia a Dios. ¿Cómo es posible que tantas criaturas humanas rechacen el maravilloso donde Dios?Simplemente porque rehúsan reconocerse en el cuadro moral que la Escritura hace de ellas.

A los hombres no les gusta oír que están muertos en sus delitos y pecados( Efesios 2: 1). Prefieren no creer, haciendo a Dios mentiroso( 1 Juan 5 :10). Por su gracia, Dios le ofrece la salvación.

No es cuestión de merecerla, por definición, una gracia no se merece, es don de Dios.Las innumerables religiones inventadas por los hombres tienen en común el exigir obras para merecer el perdón. Pero nadie ha sido salvado así.

Solamente Jesucristo habla de pura gracia y ello a nosotros pecadores.  Al reconocerse como tal, usted cumple con el único requisito para apropiársela, sencillamente tienda la mano para recibirla.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,  según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,  en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,  para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, ( Efesios 1: 3- 8).

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular