Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Purificado y limpio tu pecado

Levantaos y andad, porque no es este el lugar de reposo, pues está contaminado, corrompido grandemente.(Miqueas 2:10)

 

 Fuente imagen pixabay.com


Quién está manchado por el pecado, por la corrupción personal y ambiental, es inducido a lavarse. Pero¿ cómo podría hacerlo? David pide pues a dios: "Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado... y seré más blanco que la nieve (Salmo 51: 2,7). 

Únicamente la sangre de Jesucristo "nos limpia de todo pecado "(1 Juan 1:7). De aquellos a quienes" el cordero... guiara a fuentes de agua de vida (Apocalipsis 7 :17) Se nos dice que" han lavado sus ropas, y las a emblanquecido de la sangre del Cordero"(v. 14).

Por eso como comprenderemos el alcance del cántico entonado en la tierra:"A aquel que nos ama, y nos ha lavado de nuestros pecados en su misma sangre... a El sea la gloria "(Apocalipsis 1:5, 6, V.M.)1 Corintios 6 :9-10 da la lista de aquellos a quienes se los ha llamado los diez leprosos.

Pero el apóstol añade:"Estos erais algunos, ya habéis sido lavados... en el nombre del Señor Jesús y por el espíritu de nuestro Dios".

El joven Isaías entro en el templo y tuvo una visión en la que veía el Señor sentado en su trono (6 :1). Los Ángeles proclamaban su santidad. 

Isaías dijo entonces:" Ay de mí que soy muerto, porque siendo hombre inmundo de labios... del altar fue tomado un carbón encendido que había consumido a la víctima del sacrificio ,el tocó sus labios", símbolos de la fe en la obra de Cristo en la cruz, entonces le dijo el mensajero divino," He aquí que esto toco tus labios, y es quitado a tu culpa, y limpio tu pecado"( v .7).

 

No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. (Apocalipsis 21:27)

 

La sangre de Cristo tiene poder para purificarnos Y santificarnos  y  es el mejor jabón para limpiar nuestra conciencia de la carga del pecado que nos condenaba. Su sangre nos limpia de toda maldad.  

 

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. (1 Juan 1:7)

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular