Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

La familia de Dios (Juan 1:12-13)

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.(Juan 1:12-13)

 

Fuente imagen pixabay.com


Hijos, tal es la nueva relación con Dios en la cual es introducido el creyente, es lo que él ha hecho de nosotros. Para Abraham, él era el Dios omnipotente. A israel, Dios se le da a conocer como el Eterno (jehová), aquel que si sigue siendo el mismo (éxodo 6 :2). Pero, en el tiempo de la gracia, Dios se revela como Jesús padre.

Observemos que los que creen en Jesús son engendrados, introducidos en la calidad atmósferas de la familia de la fe.Este es el nuevo nacimiento mencionado en (Juan 3 :3, 5).

Para llevar a esta relación del hijo al hombre que estaba lejos de Dios, era preciso hacerle nacer a una nueva vida, regenerarlo.

Israel tenía una relación de pueblo con Dios, pero hoy en día el creyente tiene la relación de hijo con su Padre. No se trata de reformar la naturaleza humana, la vieja naturaleza, sino de un acto creador de Dios por el Espíritu Santo qué obra mediante su palabra. Santiago nos dice:

 " Él, de su voluntad nos hizo nacer por la palabra de verdad" (1: 18). Pedro precisará: "Siendo renacidos... por la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre"( 1 Pedro 1:23).Jesús afirma: "El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios" (Juan 3 :5). Efesios 5:26 nos habla de ser purificados "en el lavamiento del agua por la palabra".

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular