Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

¿Cómo acercarnos a Dios? (Hebreos 4:16)

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Hebreos 4:16)

 fuente pixabay.com


Si consideramos solo la excelencia y el poder de Dios siendo, con razón, conscientes de nuestra propiedad, corremos el riesgo de tener la presencia de un ser tan eminente.

Felizmente tenemos un "gran Sumo Sacerdote que traspaso los cielos" (4:14) alusión al importante personaje que en Israel establecía la comunicación entre el pueblo y Dios .

Pero la grandeza y majestad de Dios no nos intimidan.Tenemos a un glorioso Sumo Sacerdote, que lleva su nombre de hombre:Jesús.

 Él es fácilmente accesible, porque conoció las dificultades ligadas a este mundo en el que reina el pecado, conoció el cansancio, el hambre, la sed, las tentaciones, el rechazo, las lágrimas, la angustia la tradición etc. Lo sintió de manera especial por cuánto nunca peco y siempre aborreció al mal.

Entonces todo cambio para nosotros. El que hoy ocupa el trono de la gracia es el mismo que un día se sentó cansado junto a un pozo, el que nos invita a acercarnos a Él es el mismo que pidió un vaso de agua a una mujer extranjera para poder darle la verdadera agua que quita definitivamente la sed.

El es el único Mediador entre Dios y los hombres:

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, ( 1 Timoteo 2 :5).

Acerquémonos, pues, a dios con confianza, el nos ama como un padre, y siempre le somos agradables gracias a nuestro gran Sumo Sacerdote, Jesús, quien nos compro por precio. Por medio de él alabaremos ya adoraremos como conviene a nuestro gran Dios y Padre.

Cuanta paz hay en nuestros corazones y nada puede describir, el gozo que hay en nosotros sabiendo que el vello está roto, y hay entrada, al lugar santísimo por la sangre del Cordero. !!Alabado sea el por los siglos de los siglos AMEN!!

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Hebreos 4:16)

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular