Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Todo lo espiritual no necesariamente es bueno (1) - (Deuteronomio 32:10)

 Le halló en tierra de desierto, Y en yermo de horrible soledad; Lo trajo alrededor, lo instruyó, Lo guardó como a la niña de su ojo.(Deuteronomio 32:10)  

 


En estos últimos años, la manera de pensar de los países de civilización cristiana ha cambiado considerablemente. El interés por la videncia y el espiritismo ha crecido a un ritmo desenfrenado. Esa transformación se ha efectuado sin ruido, como una revolución en calma.

El interés se desplazo desde la esfera material( el afán por el dinero y el intenso consumo) hacia la espiritual mediante la búsqueda de lo místico y de la armonía con la naturaleza.

Muchos sienten que por su modo de vida el hombre moderno se alejó completamente de la naturaleza y ya no vive, según les parece, en relación con el cosmos. Quieren, pues, restablecer el equilibrio y preocuparse más por las aspiraciones espirituales del ser humano. Por eso, en pocos años, la práctica como el yoga, la astrología, la meditación trascendental y el ocultismo han tenido mucho éxito.

A pesar de las apariencias a veces simpáticas, ese retorno a lo espiritual oculta un gran peligro. Puede hacernos olvidar que el verdadero problema concierne a nuestra relación, no con la creación, sino con el Creador.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; 24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno. (Salmos 139:23-24) 

Antes de volver a hallar la armonía con la naturaleza, se debe buscar el contacto personal con el Dios creador, tal como lo revela la Biblia.

Primero necesitamos una relación de confianza con Dios, conocido como Padre.

Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. (Mateo 23:10) 

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular