Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Dar "gracias" a Dios (Salmos 104:1)

Bendice, alma mía, a Jehová. Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido; Te has vestido de gloria y de magnificencia. (Salmos 104:1)

 


La creación es como un inmenso libro en el que se lee a Dios en cada página y se aprende a respetar y agradecer a Aquel que creó el universo y lo sustenta.

En efecto, se aprende a conocer su poder y su bondad: su poder creador y conservador, porque la sucesión ordenada y regular de los ciclos de la naturaleza es continuo milagro, también su bondad, porque el hombre aprovecha continuamente los beneficios del Creador, aún cuando nunca piense en agradecerle.

¿Nos debe él esos beneficios?¿ Tiene obligación de proveerme del aire que respiro, del sol que me alumbra ?Dios no nos debe nada, y si hace algo por nosotros, debemos darle las gracias.

 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

Hay, pues, en la creación un lenguaje que habla del Creador y responsabiliza a cada ser humano. Pero cuando esté rechaza la verdad, solo le queda el error, y sus ideas religiosas, privadas de la luz divina, pronto se transforman en idolatría, se hace un dios a su manera. 

Los paganos se hacen  dioses de piedra, de madera o de metal. 

El hombre civilizado se burla de esos fetiches e ídolos grotescos, pero ¿obra mejor con su dinero, su bienestar y su filosofía? Estos también son falsos dioses que evidencian el vergonzoso estado de degradación moral en el cual cayó la criatura humana.

En 1 Tesalonicenses capítulo 5 se nos ordena estar siempre alegres , orar continuamente y dar gracias en todas las circunstancias . Que es posible hacer todo esto, y las palabras finales del versículo 18 “porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.”

Sí, Dios anhela vernos alegres. Dios anhela que oremos. Dios anhela que demos gracias. Es su voluntad. Y Dios realmente sabe lo que está haciendo.

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular