Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Los antiguos cristianos - (Hebreos 11:13)

 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. (Juan 17:16)

 


Extractos de una carta dirigida a un pagano noble llamado Diogneto, en el segundo siglo.

"Los cristianos se adaptan a las costumbres locales en cuanto a la ropa, la comida y el resto de sus necesidades, sin dejar de manifestar su maravillosa y paradójica manera de vivir. 

Cada uno vive en su propia patria, pero como extranjero de paso. Cumplen con todos sus deberes como ciudadanos y soportan las cargas como extranjeros.

. Pasan su vida en la Tierra, pero son ciudadanos del cielo.

Obedecen las leyes, y en su modo de vivir es más perfecto que ellas. 

Aman a todo el mundo, y todo el mundo los persigue.

No los conocemos, pero los condenamos. Nos despreciamos, y en ese desprecio hayan su fuerza.

Los calumniamos, y en esas calumnias hayan su justificación. Cuando los insultamos, bendicen.

Cuando los ultrajamos, nos honran. Aunque hacen el bien, los castigamos como a malhechores , y ellos se gozan en su Dios.

Los que los detestan no pueden dar el motivo de su hostilidad.

En pocas palabras, lo que el alma es en el cuerpo, los cristianos los son en el mundo.El alma habita en el cuerpo, sin embargo no pertenece al cuerpo, así como los cristianos viven en el mundo pero no pertenecen al mundo . Esos creyentes fueron verdaderos testigos de Jesucristo. Nuestra misión es la misma.

¿ Como la desempeñamos?

Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. (Hebreos 11:13)

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular