Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

25 mejores frases de Martyn Lloyd-Jones

 


David Martyn Lloyd-Jones (20 de diciembre de 1899 - 1 de marzo de 1981) fue un ministro protestante galés, predicador y médico que influyó en el ala reformada del movimiento evangélico británico en el siglo XX. Durante casi 30 años, fue ministro de la Capilla de Westminster en Londres. Lloyd-Jones se opuso firmemente al cristianismo liberal, que se había convertido en parte de muchas denominaciones cristianas; lo consideraba aberrante.

No estaba de acuerdo con el enfoque amplio de la iglesia y alentó a los cristianos evangélicos (particularmente los anglicanos) a abandonar sus denominaciones existentes. Él creía que la verdadera comunión cristiana solo era posible entre aquellos que compartían convicciones comunes con respecto a la naturaleza de la fe. David Martyn Lloyd-Jones estuvo casado con Bethan Lloyd-Jones.

 

 Las mejores citas de Martyn Lloyd-Jones

 

“Eres cristiano o no lo eres; no lo puedes ser parcialmente. Estas muerto o estás vivo. Has nacido o no has nacido”.

 

“El mundo ha entrado en la iglesia y la iglesia se ha vuelto mundana, la línea divisoria no se ve tan clara como antes. Hubo épocas en que la distinción era patente, y esas han sido siempre las eras más gloriosas en la historia de la iglesia”.

 

“De acuerdo con las escrituras, el problema del hombre por naturaleza no es que está incompleto. Es que está muerto”.

 

 

“El cristiano no es un buen hombre. Es un vil desdichado que ha sido salvado por la gracia de Cristo”.

 

 

  “Cualquiera que profesa amar a Dios pero no produce obediencia a su Palabra, no es amor es mero sentimentalismo”.

 

 

  “La más grande responsabilidad del ministro cristiano es predicar la Palabra de Dios”.

 

 

  “Siempre encuentro que aquellos que son llevados por todo viento de doctrina son aquellos mismos que son demasiado perezosos para estudiar la doctrina”.

 

 

  “La iglesia parece estar haciéndolo notablemente muy bien, buenas finanzas, buenas cifras, éxito, conversiones, el enemigo está siendo derrotado, todo va bien, y los periódicos cristianos lo anuncian. Todo parece maravilloso. Pero la pregunta terrible que hago es la siguiente: ¿está Dios en medio nuestro?”.

 

 

  “La prueba última de nuestra espiritualidad es la medida de nuestro asombro ante la gracia de Dios”.

 

 

  “La prueba final de mi entendimiento de la biblia es la cantidad de tiempo que paso orando. Así como la teología es en última instancia el conocimiento de Dios, cuanta más teología sepa, más motivación tengo para tratar de conocer a Dios. No es saber ‘a cerca’ de Él, sino ¡conocerlo! Todo el conocimiento de la salvación es llevarme al conocimiento de Dios. Si todo conocimiento no me conduce a la oración, entonces algo anda mal”.

 

 

  “Jesús nunca cambió el evangelio para adaptarlo a las personas. El cambio a las personas para que obedezcan a Su evangelio”.

 

 

“Somos como niños malcriados, queremos prosperidad, queremos bendiciones, queremos y queremos. Espera un minuto, nos estamos acercando a un Dios Santo; aún Dios que no nos debe nada, nosotros se lo debemos todo. Cuando entendemos nuestra propia indignidad y cuán grande es Dios, dejaremos de lado nuestros ‘ derechos y demandas’ y solamente nos postraremos delante de Él “.

 

 

 

“La gran preocupación de las epístolas del Nuevo Testamento no es acerca del tamaño de la iglesia, es acerca de la pureza de la iglesia“.

 

 

 

  “Hay ciertas cosas que deben ser dichas una y otra vez por necesidad, y esta es, la maravilla de la cruz; muchas veces un hombre ha predicado acerca de ella y nunca ha terminado de predicarla”.

 

 

 “Cuando los santos pecan, saben que no están pecando contra la ley sino contra el amor”.

 

 

 “La doctrina falsa hace que la alegría en el Señor sea imposible”.

 

“Las dos reuniones más grandes de mi vida fueron ambas reuniones de oración”.

 

“Dondequiera que estemos, cualesquiera que sean nuestras circunstancias, en y a través del Señor Jesucristo siempre podemos ir cara a cara con Dios”.

 

 “Presionar a la gente en un llamado (para que repita una oración), demuestra falta de fe en la obra y participación del Espíritu Santo.”

 

“El propósito del cristianismo no es producir hombres buenos, sino crear hombres nuevos, no mejorar la sociedad como tal, sino confrontar a los hombres individualmente”

 

 “Cuando las opiniones de los hombres toman el lugar de la verdad de Dios, entonces el evangelio ya no es Evangelio.”

 

 “Durante muchos años creí que yo era cristiano cuando en realidad no lo era. Llegó un momento en que me di cuenta de que nunca había sido cristiano y me convertí. Pero había sido miembro de una iglesia y asistía a mi Iglesia y a sus cultos regularmente. Por tanto, cualquiera que diera por sentado, como hicieron la mayoría de los predicadores, que yo era cristiano estaba haciendo una suposición falsa. Esa no era una verdadera evaluación de mi estado. Lo que yo necesitaba era una predicación que me convenciera de pecado y que me hiciera ver mi necesidad y me llevara a un verdadero arrepentimiento y me enseñara algo de la regeneración. Pero yo nunca había oído hablar de esto.”

 

  “Jesús dice: ‘He acabado la obra que me diste que hiciese’ (Jn. 17:4). Ya está hecha; está completa. Por tanto, nosotros predicamos una salvación completada. No se nos ha dejado nada más para hacer, sino sólo recibirla; no hay nada que tengamos que añadirle; no hay buena obra ni ningún mérito que tengamos que proveer: todo está en Cristo, y solamente en Cristo.” 

 

 “La oración es la actividad más alta del alma humana, por eso es a la vez la prueba suprema de la verdadera condición espiritual de un hombre… Todo lo que hacemos en la vida Cristiana es más fácil que orar“.

 

“Para mí, el trabajo de la predicación es el más alto y el más grande y la más gloriosa llamando al que nadie puede nunca ser llamado.” 

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular