Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

El poder de Dios se perfecciona en la debilidad - (2 Corintios 12:9)

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. ( 2 Corintios 12:9)

 


He aquí algunos ejemplos de la Biblia después de la muerte de José, los israelitas fueron oprimidos en Egipto. El faraón los trato con dureza. Para liberarlos, Dios escogió a Moisés, pastor de ovejas desde hacía cuarenta años.

 Cuando el pueblo estaba acorralado por su opresor entre el desierto y el mar Rojo (Éxodo 14-16), Moisés extendió su vara sobre el mar. Entonces un "recio viento oriental" dividió el mar en dos para dejarlos pasar. 

Muchos años después el pueblo de Israel tuvo guerra contra los filisteos. Estos tenían un caudillo llamado Goliat, el cual desafío el ejército de Israel para que alguien combatiese solo contra él. Los guerreros con experiencia estaban atemorizados; la situación parecía sin salida. Entonces Dios utilizó a David, un joven que nunca había participado en la guerra. David derrotó al temible gigante hiriendo su frente con una piedra (1 Samuel 17).

 En 2 Reyes 5 vemos a Naamán, un oficial sirio que bajo su hermosa armadura escondía una enfermedad mortal: la lepra. Pero la gracia de Dios, que no tiene fronteras, empleo a una niña, esclava en la casa del importante oficial para decirle que el profeta Eliseo podía curarlo.

Al escoger a personas débiles para realizar sus planes, Dios demuestra que toda la fuerza viene de él, e impide que el hombre tenga la más mínima pretensión. El creyente se inclina en agradecimiento y adoración.      

 

Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;  28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,  29 a fin de que nadie se jacte en su presencia. (1 Corintios 1:27-29)

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular