Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Herido por nuestras transgresiones (Zacarías 12:10 - 11)

Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido. (Zacarías 12:10 - 11)

 


Cuando Pilato presento a Jesús a la multitud en Jerusalén, con la esperanza de soltarlo, está gritó: ¡"Fuera, fuera crucifícala! (Juan 19:15). Ese pueblo no quería que Jesús reinase sobre él (Lucas 19:14), pero la voluntad del hombre no puede influir en los planes de Dios. "Preciso es él que reine" (1 Corintios 15:25). Cuando Jesucristo venga para establecer su reinado, el pueblo no lo estimó (Isaías 53:3) tendrá que aceptarlo,humillarse y lamentarse (Zacarías 12:10)

El capítulo 13 de Zacarías evoca este encuentro. Él dirá: "Labrador soy de la tierra"(v.5).Esta palabra profética se aplica el Señor Jesús, pues él descendió del cielo a una tierra ingrata y contaminada por el pecado.Él <<aró>> los corazones duros y malos de los hombres, y la mayoría permaneció rebelde.

Pero en un tiempo venidero algunos le preguntarán. "¿Qué heridas son estás en tus manos?" (v.6). Y Jesús responderá: "Con ellas fui herido en casa de mis amigos". Es como si les dijese con dulzura: fueron ustedes quienes me las hicieron. Pasé por los sufrimientos de la cruz por amor a ustedes. El que vivió en la pobreza y la humillación tiene un amor que nada puede enfriar. Entonces ese pueblo reconocerá a sus Mesías. Jesús le dirá:"Pueblo mío", y el pueblo responderá:"Él Señor es mi Dios" (Zacarías 13:9).

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular