Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Dios nos contesta (Isaías 65:24)

Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. (Isaías 65:24)


Jesús dijo a sus discípulos: "Vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad" (Mateo 6:8). A través de su Palabra, la Biblia, quiere satisfacer todas nuestras necesidades.

"¿Qué debo hacer para ser salvo?" Esta pregunta traduce nuestra primera necesidad espiritual, es decir, ser liberados del pecado y de la muerte. La Biblia responde: "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo" (Hechos 16:30-31).

Y cuando somos salvos se ocupa de nosotros como de sus propios hijos. Si somos débiles, a menudo estamos cansados, inquietos o apumto de dudar de sus promesas, incluso en esas circunstancias quiere hablarnos.

¿Nuestra fe vacila? Jesús nos dice: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? (Mateo 13:31). Y también: "No temas, cree solamente"(Marcos 5:36).+

¿Estamos cansados? Jesús dice: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cansados y yo os haré descansar"(Mateo 11:28).

¿Estamos inquietos? "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús" (Filipenses 4:6-7).

Si sufrimos, no olvidemos que "las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse" (Romanos 8:18).

"¿Está alguno alegre? Cante alabanzas" (Santiago 5:13).

Y en gran manera se maravillaban, diciendo: bien lo ha hecho todo; hace a los sordos oír, y a los mudos hablar. (Marcos 7:37)

 

Anímate! Se el primero en comentar este video

Artículos Relacionados

Últimos Artículos

Most popular