De la Oscuridad a la Luz: Dios nos Libera de la Esclavitud

Dios nos rescató de la esclavitud y reveló su identidad de manera impactante ante Moisés, justo antes de proclamar los 10 mandamientos. De esta manera, Dios afirmó su autoridad y recordó lo que ya había hecho en el pasado.

Antes de hablar sobre el porvenir, Dios mostró su continuo compromiso con sus hijos, no los abandonó en Egipto y siguió siendo su Dios. Tras esta presentación, Dios proporcionó directrices al pueblo sobre cómo mantenerse en libertad y obedecerle.

La liberación no es solo un evento puntual, Dios anheló que permanezcamos en libertad. Así como envió a Jesús como la Palabra viva para el pueblo hebreo, Dios nos ofrece la oportunidad de renacer y aprender continuamente junto a Jesús.

La libertad es un proceso constante, y Dios desea que permanezcamos en esa libertad.

¡Sigue siendo libre!

  • La mejor manera de mantener esta libertad es sumergirse en la Palabra de Dios, donde encontramos orientación para nuestra vida.
  • Dios desea que utilicemos nuestra libertad para glorificar su nombre. Que nuestra vida sea un instrumento en las manos de Dios.
  • Además, Dios nos insta a llevar la palabra de libertad a aquellos que están cautivos. En el mundo hay muchas personas que necesitan ser liberadas.

Add Comment