Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

Eduardo Flores - El Dios que Confesamos: La Doctrina de la Trinidad-Parte II.

156 Vistas
Published
Anímate! Se el primero en comentar este video