Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5-1

| Ps. Sugel Michelén - La gloria de la compasión de Jesús | (Mateo. 11:3-5 )

66 Vistas
Published

No sé qué pensaron los judíos de esta declaración de Dios a través del profeta Isaías en ese momento, pero comparando versículos. 5-6 con la respuesta que Jesús le dio a Juan el Bautista el día que envió a dos de sus discípulos a preguntarle: "¿Eres tú el que ha de venir, o esperaremos a otro?" (Mt 11: 3), es evidente que la profecía de Isaías encontró fiel cumplimiento en Jesús. Sin embargo, los judíos nunca imaginaron que el Mesías tan esperado sería Dios mismo, mucho menos que vendría "manso y humilde de corazón" (Mt 11:29) para mostrar su misericordia a los pecadores y mitigar los efectos del pecado en ellos. .

Categoría
Reflexiones Cristianas Sermones Cortos
Palabras Clave
vídeos cristianos, prédicas cristianas, reflexiones cristianas, sermones cristianas, Mateo. 11:3-5, Sugel Michelén
Anímate! Se el primero en comentar este video