10 Versículos de la Biblia sobre la Belleza

 La belleza que debemos buscar: 1 Pedro 3: 4- 5.“sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”.
 

 

  • Efesios 2:10 | RVR60 |

1  Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales  Dios    preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.


 

  • Génesis 1:27 | RVR60 |

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó;  varón y hembra los creó.

  • 2 Corintios 4:16 | RVR60 |

3  Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

  • Mateo 6:25 | RVR60 | 

 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni    por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que  el vestido?

  • 1 Timoteo 2:9-10 | RVR60 |

5 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado  ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres  que profesan piedad.

  • Isaías 40:8 | RVR60 |

Sécase la hierba, marchítase la flor;  mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

  • Salmos 139:13-14 | RVR60 |

Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.  Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi  alma lo sabe muy bien.

  • 1 Samuel 16:7 | RVR60 |

Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el  hombre  mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

  • Isaías 60:1 | RVR60 | 

Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.

  •  1 Pedro 3:3-4 | RVR60 |

10 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Vídeo

 

¿Qué te parece?

Historias Bíblicas – Jacob el Engañador – Ilustraciones

Historias Bíblicas – Un Hijo Favorito Se Hace Esclavo – Ilustraciones